Breve guía para la visita

1. Portada de acceso

-  Construcción en momento avanzado del S. XIII en un periodo ya de transición del románico al gótico

-  Las hojas de la puerta están decoradas en fina lacería de a seis, de estilo mudéjar. Conserva los herrajes originales

-  La temática de los capiteles se inspiró en buena parte en la temática y composición de las escenas del sarcófago de San Ramón:

-  San Ramón con sus atributos episcopales, en actitud de bendecir, situado entre dos diáconos que portan libro y ropas litúrgicas.

-  Escenas de la infancia de Cristo (Anunciación, Visitación, Natividad, Epifanía, Huida a Egipto.

-  Curiosidad: La Visitación se salta el orden cronológico, pues se sitúa entre Natividad y Epifanía.

-  El resto de capiteles tratan temas de:
-  Antiguo Testamento:
-  Adán y Eva. 
-  Nuevo Testamento
-  Infancia de Cristo: Presentación en el Templo, escena no presente en el sarcófago
-  Apocalipsis (Juicio Final):
-  San Miguel pesando las almas con la balanza (Psicostasis) mientras el diablo trata de hacer trampas
-  Ángel provisto de espada y escudo en lucha con el dragón apocalíptico de las siete cabezas

-  Lucha del Bien contra el mal: lucha de guerrero contra león.

Lectura del programa: En el lado oeste predomina la temática de la lucha del Bien contra el Mal, el origen del pecado y las consecuencias del mismo (escenas apocalípticas). En medio, el capitel de San Ramón muestra la importancia de la Iglesia, representada por el santo obispo, para conseguir salir airoso de dicha lucha y lograr la salvación del alma. La presentación en el templo, refuerza este importante rol de la Iglesia. En el lado opuesto, predomina la temática relacionada con la infancia de Cristo, el Salvador que conseguirá la redención del hombre.

2. Planta y naves

-  Planta basilical de tres naves, de cuatro tramos, que cierran mediante ábsides de tambor. Al exterior adornados con lesenas y arquillos ciegos, elementos característicos de lo que se ha dado en denominar primer románico o lombardo, Estas características son muy habituales en la Lombardía.

-  El ábside norte fué parcialmente derribado hacia comienzos del siglo XVII para ubicar la sacristía. Hacia 1985 fue reconstruído por mosen Lemiñana.

-  La bóveda central se cubre con medio cañón apuntado y bóvedas de arista las laterales.

-  Cada ábside tiene su correspondiente cripta, algo nada habitual

-  Entre el acceso a la cripta central y norte, pila bautismal, gallonada.

4. El altar mayor y las tallas románicas.

-  El altar mayor: tallas románicas que representan a ángeles que portan los símbolosdel Tetramorfos. En otro momento sirvieron de base al sarcófago de San Ramón.

-  En el lado sur del cilindro absidal central, una deteriorada talla románica de San Juan que formaba parte de un Calvario y cuya imagen de Cristo fue quemada en la Guerra Civil.

-  Virgen de Estet: aparece citada en 1296. Madera policromada, Virgen sedente con Hijo "sentado" en actitud "erguida". S. XIII.

3. Las criptas

-  Tres son las criptas, norte (pinturas), central (sarcófago) y sur (sacristía) con extraña disposición escalonada de su longitud en planta, y dimensiones diferentes.

-  En el muro que separa la cripta norte de la central se ha recreado un ventanal geminado en base a un fragmento original prerrománico, quizás visigótico, aparecido en la obras llevadas a cabo en 1983 que bien pudiera pertenecer a un templo anterior. Resulta ser hasta este momento, el más antiguo testimonio material en Roda de Isábena.

-  La cripta central:

-  Ordenada su construcción por el obispo Ramón hacia 1125.

-  Ubicado el sarcófago del santo obispo (capítulo exclusivo)

-  La cripta sur:

-  Localiza los arranques de las pilastras de triple esquina, al igual que en la cripta norte, inicio de la fábrica lombarda que posteriormente no continuaría.

Cripta norte

Cripta central

Cripta sur

La cripta norte:

-  Fue usada como archivo, depósito del aceite de la catedral y lugar de guarda del tesoro.

-  Decorada en su cabecera con bellas pinturas al temple, que se atribuyen al Maestro de Navasa (hacia 1200).

-  Aún se pueden ver en ella, las tinajas que guardaban el aceite del diezmo.

-  Al igual que en la cripta sur, hay pilastras de triple esquina, atestiguando los diversos planteamientos y cambios de estilo en la edificación del templo actual.

-  Se guarda en esta cripta la arqueta decorada con esmaltes de Limoges (robados por "Erick el Belga" y actualmente repuestos los que pudieron ser recuperados) que contiene los restos de San Valero, obispo de Zaragoza en el siglo IV y maestro de San Vicente mártir, santo este último al que está dedicada la catedral.

Las pinturas de la cripta norte:

-  Cubriendo el cascarón absidal hallamos una Maiestas Domini (Cristo en Majestad), sedente y bendiciendo y con un libro en su mano; rodeado del Tetramorfos (símbolos de los evangelistas: Mateo/hombre, Marcos/león, Lucas/toro y Juan/águila).
-  En a zona inferior del cascarón de esta bóveda: la lucha entre hombres y monstruos.
-  En el arco triunfal: decoración vegetal y, bajo la capa de las pinturas, una cruz de consagración con inscripciones (anterior a las pinturas).

-  En los laterales de la cripta hay dos escenas pictóricas (mismo autor que las absidales).
-  En el lado norte vemos la escena de S. Juan bautizando a Cristo que sale, "renace" de las aguas. Un ángel le ofrece un lienzo para secarse.
-  En el lado sur de la bóveda, hallamos una escena de la Psicostasis o pesaje de las almas. San Miguel sujeta la balanza con dos dedos y un diablo bicéfalo trata de hacer que se desequilibre hacia su lado.

-  A los lados del ventanal: en cenefa orlada, las escenas profanas de la vida diaria en un calendario agrícola o menologio; comienza por nuestra izquierda:
-  Enero se muestra como un personaje. Junto a él, un signo del Zodiaco correspondiente a Acuarius.
-   Febrero como otro labrador calentándose al fuego. Le acompaña Piscis, signo zodiacal.
-  Marzo como un hombre podando.  Aries está presente en la escena. No conocemos otros menologios que además de las escenas de labores agricolas contengan signos zodiacales, y únicamente los correspondientes a los tres primeros meses del año. Hasta aquí, tiempo de frío, van con la capa y la capucha tapando su cabeza. A continuación

-  Abril, la primavera, representada por una mujer con flores en sus manos alzadas. La siguiente escena que corresponde a
-  Mayo, hombre tocando la flauta; está deteriorada. A la derecha del ventanal absidal continua el ciclo.
-  Junio mostrado por un hombre segando con guadaña.
-  Julio lo hace con hoz.

-  Agosto es la trilla de la mies, representada por un hombre que golpea con un mayal el trigo cosechado.
-  Septiembre es un hombre recolectando frutos de unos arbustos.
-  Octubre nos muestra el trasiego del vino, desde un pellejo a otro gran recipiente.
-  Noviembre el engorde de los cerdos preparándolos para San Martín: vemos al pastor, de nuevo con el gorro de la capa subido, sacudiendo un árbol para que caigan sus frutos y los coman los cerdos. Y por fin,

-  Diciembre que lo hallamos como una pareja tras la mesa llena de viandas.
-  Debajo del menologio, en la parte terrenal del ábside, se representan grupos de caza y animales quiméricos.


La profesora Milagros Guardia, a petición nuestra, está desarrollando un estudio sobre la doble figura en las tres primeras escenas del mensario de la cripta norte. Estamos a la espera de resultado de excepcionalidad y origen. 

5. El sarcófago de San Ramón

-  Esta es una de las pocas piezas de escultura románica cuya cronología se conoce con exactitud: traslado de los restos de San Ramón en 1170.

-  El frontal del sarcófago: muestra cuatro escenas de la vida de la Virgen: la Anunciación y la Visitación, la Natividad y la Epifanía. Sirven de modelo para el autor de las escenas talladas en los capiteles de la portada.

-  Observar el animal que con la boca abierta calienta los pies del niño. 

-  El lateral derecho muestra la huída a Egipto.

-  El lateral izquierdo muestra: escena dedicada a San Ramón que aparece revestido de pontifical entre dos diáconos que le asisten en la liturgia.

-  Los restos de policromía son aquí más evidentes. Normalmente, la escultura románica, en capiteles, portadas y sarcófagos presentaba una llamativa policromía, la cual, en la mayor parte de los casos, se ha perdido.

-  Durante un tiempo se alzó sobre las cuatro cariátides del Tetramorfos que ahora sustentan el altar mayor.

-  Su estilo y labra lo hacen ser, junto con el sarcófago de Doña Sancha, en Jaca, una de las más bellas obras de escultura funeraria en España.

-  Nada se conoce sobre la autoría de esta magnífica obra escultórica, si bien algún autor lo relaciona con la escuela de Leodegarius.

6. Mobiliario y tejidos

-  A los pies de la nave sur, se encuentran ubicados los denominados "objetos de San Ramón": silla de tijera o faldistorio, fragmentada tras su robo por "Erick el Belga"; sandalias, guante y mitra. También se guardan en el templo fragmentos decorativos del sudario con curiosos motivos ornamentales

-  En un pequeño expositor en la nave norte, se halla una alargada tira finamente decorada que adornaba el sudario del santo obispo. 

-  Según reza la etiqueta identificativa: "Anónimo. Siglo X-XI. Lino de fondo con ligamento de tafetán y seda para la cenefa. Tafetán del lino y punto de tapiz. 172 x 172 cm. Anchura máxima actual 23, 5 cm.".

-  Un proyecto de investigación internacional está estudiando, y determinando como excepcional y único, el textil denominado capa pluvial de San Ramón. Se basa 

en los textos en árabe que orlan dicha vestimenta. Sigue no obstante en estudio y estamos a la espera de resultados más determinantes. 

8. El claustro

-  Un verdadero lujo para los amantes del románico. Según el profesor Vincent Debiais de la Universidad de Poitiers, es el ejemplar con mayor número de epigrafías.

-  Su construcción se debió iniciar entre los años 1136 y 1143, años de pontificado del obispo Gaufrido.

-  Capiteles son de gran rusticidad; geométricos, vegetales; heridos con huellas de mechinales para apoyos de estructuras. Hay dos en ala sur que muestran representación figurada:
-  El capitel "del caballo"; presenta tallada en una de sus caras una figura que  parece corresponder a una representación de un equino. Las otras tres caras del mismo, se adornan con motivos vegetales, de elaboración muy simple.
-  El capitel "del perrito"; es el único del claustro que se decoró con representaciones figuradas en sus cuatro caras, liebre en una de ellas, una tosca cabeza humana entre motivos vegetales y un gallo en la cara restante. Quizás quiera representar la muerte y bienaventuranza del titular de la Catedral, San Vicente, según el texto de "La Leyenda Dorada" de Santiago de la Vorágine.

-  Si algo caracteriza a este claustro es la gran cantidad de laudas funerarias: Enríquez de Salamanca cuenta 191 epígrafes funerarios que datan desde 1143 el más antiguo hasta el S XV. Las encontramos en los intradoses de los arcos, en ábacos, capiteles y muros.

-  Hay una lauda funeraria, que merece una diferenciada atención, en el intradós del segundo arco de la izquierda del acceso a la Sala Capitular:

-  Al texto propio acompaña epigrafiada las palabras LVCIFER y ESPERUS, con sendas representaciones de estrellas de seis puntas. Hacen referencia a los dos momentos de Venus: al alba "el que transporta la luz" y al ocaso, "vespertina" (Lucifer/Esperus), como símbolo posiblemente del ciclo muerte resurrección.
-  Refuerza la simbología sendas estrellas de seis puntas a modo de flores inscritas en círculo.
-  En el muro Sur del claustro, se abre una portada de arco de medio punto, que comunica claustro con interior del templo,
-  En el muro Este, quedan restos de "opus spicatum", posible parte de la antigua muralla del recinto defensivo. Sobre las arcadas del mismo, corre una imposta decorada con ajedrezado jaqués.
-  Adosada al muro este del claustro se halla la sala capitular, precedida de cinco bellas arcadas.

EPIGRAFIAS FUNERARIAS DEL CLAUSTRO

Venimos desarrollando el estudio y base de datos de las epigrafías. La excepcionalidad de este claustro se engrandece por cuanto hemos podido contar 210 inscripciones, si bien dos de ellas están en sillares reutilizados en el interior del refectorio.

Breve comentario sobre la piedra de Lucifer y Esperus: es la única epigrafía en el claustro que no se corresponde con textos funerarios. Curiosidad a considerar.

Además, también a considerar, las dos teorías sobre esta paleografía: el ciclo muerte resurrección, clásico, o el de la caída del ángel por soberbia. Ésta última fundamentada en que al ser el difunto un canónigo, con conocimiento superior, la representación podría ser más profunda y aludir a este pasaje del Nuevo testamento( la lectura sería: Lucifer, como angel muy bueno, como luz, como portador de luz, hace el camino hacia Csperus que es el fin de la luz, la luz que da paso a la oscuridad, sitio donde se encuentra el Lucifer como angel bueno, renombrado como Satanás). Representaría la admonición (discurso con que se hace ver un mal y se invita a corregirse) para evitar la caída y/por el pecado de la soberbia).

También podría ser una alusión a la Esperus-anza citado en el libro de JOB (15-13).

Además esta epigrafía dedicada a Raimundus...prior ilerdensis, por el estilo de labra no puede pertenecer a Ramon de Ciscar, como indica CATALUÑA ROMANICA. Se fundamente en que si el estilo de labra pertenece a mitad del XIII y este Raimundo fue obispo de Lérida a mitad del XIV, pues como que no encaja la opción de que la lápida pertenezca a este Ramón de Ciscar.

Se plantea también la posibilidad de que C-SPERUS no sea E-SPERUS sino CUM-SPERUS.