Claustro

Al norte de la iglesia, a nivel del presbiterio, está el claustro 

 Accesible desde la iglesia por un portal dovelado de época tardía. 

Más al oeste hay restos de otra puerta que quizás fue la original.

Alrededor de un patio central con un gran aljibe, tiene cuatro galerías cubiertas con envigado apoyado sobre arcadas de medio punto en diagonal en cada ángulo y sobre un porche. 

Claustro. Alas norte y oeste

Claustro. Desde la galería norte

Claustro. Galería oeste.

Claustro. Galería norte

El porche está formado por arcos de medio punto sobre una hilera de columnas monolíticas que descansan en un podio continuo.

En los ángulos hay pilares rectangulares.

En los capiteles y en las bases se ven aún los agujeros de los anclajes de las piezas, posiblemente de madera, que cerraban el claustro.

La decoración de los capiteles es sencilla, muchos sólo con volutas o mayoritariamente de temática vegetal.

También están representados algunos animales. En un capitel de la galería sur un asno en una cara y una especie de simio, o ¿perro?, en otra que parece morderle la cola al asno.

En otro capitel de la misma galería se ve un caballo.

Al nordeste del claustro una puerta lo comunica con el exterior.

En el ala este se conserva un fragmento de muro en opus spicatum, posiblemente perteneciente a una obra anterior. 

La sala capitular, cubierta con envigado y abierta a la galería mediante una serie de arcos sobre columnas.

textos: Prof. D. Francisco Martí Fornés