EL PERIÓDICO DE  ARAGÓN

La catedral de la localidad fue la protagonista en el acto celebrado ayer.

Montanuy y Mestre se dan la mano delante del cartel de los pueblos más bellos del país.
Montanuy y Mestre se dan la mano delante del cartel de los pueblos más bellos del país.

 LOS PUEBLOS MÁS BONITOS DE ESPAÑA. 

El pueblo oscense de Roda de Isábena destapó ayer el cartel que le acredita oficialmente como uno de los Pueblos más Bonitos de España, tras su inclusión en la red en enero de este mismo año. Con 52 personas censadas, cientos de personas se acercaron a este municipio que resulta ser, además, la localidad más pequeña de España con sede catedralicia.

El acto oficial de proclamación arrancó en la sala La Torre Gorda, con un acto de bienvenida y presentación del pueblo. Allí se explicó la importancia que tiene para el municipio formar parte de este selecto grupo y el impacto y proyección que generará a nivel turístico. Sus vecinos pudieron conocer detalles sobre este reconocimiento y los proyectos que tiene previsto llevar a cabo la Asociación de Los Pueblos más Bonitos de España en beneficio de su pueblo.

«Con la inclusión en esta red de calidad sabemos que el deseo de aumentar el número de visitantes y de familias viviendo en el pueblo se podrá hacer realidad, donde las actividades tradicionales de ganadería, agricultura, turismo y servicios, puedan aumentar cada año y veamos más niños corriendo por nuestras calles», afirmó Joaquín Montanuy, alcalde de Isábena.

El presidente de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, Francisco Mestre, felicitó a los asistentes de esta manera: «Desde hoy -por ayer- sois oficialmente uno de los pueblos más bonitos de España, pero también del mundo, uno de los 500 bellos pueblos que pertenecen a la federación internacional, preocupada y ocupada en cuidar el patrimonio y a sus gentes en países como Francia, Italia, Rusia, China, y otros muchos».

Este municipio ubicado en la comarca de la Ribagorza cuenta con la catedral de San Vicente. Este patrimonio tiene la característica de que la cripta está descubierta y sobre ella se encuentra el altar, sustentada por tres arcos. El claustro, de entrada libre, también es otro punto muy bonito de la catedral. En una de las alas de este espacio podemos encontrar el restaurante de la Hospedería Roda de Isábena, instalado en el antiguo refectorio cisterciense.

La catedral de Roda ejerció como tal hasta el año 1149, año en que su jurisdicción eclesiástica pasó a Lérida, una vez fue reconquistada por los cristianos.

Tomado de  El Periódico de Aragón el 17 de Marzo de 2019. 


PATRIMONIO

Lambán apuesta por el turismo cultural en su visita a Roda de Isábena.

Según ha explicado, "es fundamental que el Gobierno aragonés siga con estas tareas de recuperación, restauración y embellecimiento del patrimonio, primero por una cuestión moral y ética pero también porque desde hace muchos años el turismo es fuente de riqueza en Aragón"

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, durante su visita a las obras de restauración de la antigua catedral de Roda de Isábena (Huesca). - EFE

El presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, ha defendido, en una visita a las obras de restauración de la antigua catedral de Roda de Isábena (Huesca), la importancia del turismo cultural y monumental junto al de nieve y al de naturaleza.

Lambán ha hecho esta reflexión tras verificar sobre el terreno la marcha de la segunda fase de los trabajos de restauración de las fachadas laterales del claustro de la antigua catedral, joya del románico aragonés que en el primer semestre de este año recibió más de sesenta mil visitantes, un 21,7 por ciento más.

El responsable político, acompañado de la consejera de Cultura, Mayte Pérez, ha expresado el compromiso de su ejecutivo con la finalización de las obras de restauración del monumento de Roda de Isábena en próximas fechas, con el fin de lograr un mayor "disfrute" en las visitas realizadas por los turistas.

Según ha explicado, "es fundamental que el Gobierno aragonés siga con estas tareas de recuperación, restauración y embellecimiento del patrimonio, primero por una cuestión moral y ética de respeto a nuestro pasado y tradiciones, pero también porque desde hace muchos años el turismo es fuente de riqueza en Aragón".

Así, ha resaltado que la comarca pirenaica de la Ribagorza, donde se localiza Roda de Isábena, el turismo "está funcionando cada vez mejor", con 170.000 visitantes en el primer semestre de este año, un 20 por ciento más que en el mismo periodo de tiempo del ejercicio anterior.

Los trabajos de restauración, que lleva a cabo una empresa especializada con la ayuda de equipos láser, se centran en la recuperación de las arquerías este y oeste del emblemático claustro de la antigua catedral, con un presupuesto en torno a los 138.000 euros.

Estos trabajos son una continuación de la intervención realizada el año pasado en la pared norte del claustro, a la que se destinaron 78.759 euros y que permitió recuperar las singulares epigrafías de las inscripciones funerarias del templo, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1924 y desde 1988 Bien de Interés Cultural.

Lambán ha garantizado la voluntad del Ejecutivo de abordar la recuperación, en una tercera fase de obras, del lado sur del claustro así como la impermeabilización de las cubiertas, actuación que se iniciará en septiembre con un presupuesto de 56.749 euros y un plazo de ejecución de dos meses.

El dirigente autonómico ha explicado que con la culminación de estos trabajos finalizará de forma definitiva el proceso de restauración de la antigua catedral de Roda de Isábena, con más de mil años de historia en sus orígenes.

En su intervención, Javier Lambán se ha referido a las estadísticas sobre turismo en la Comunidad y ha expresado su confianza en que en 2017 se vuelvan a batir las cifras de visitantes y pernoctaciones del anterior ejercicio, con un récord histórico registrado de 3,4 millones de visitantes, un 11,5 por ciento más que en el anterior ejercicio.

Ha destacado que el turismo extranjero, que constituyó el año pasado el 14 por ciento del total de pernoctaciones contabilizados, representa uno de los objetivos "más importantes" a nivel estratégico, ya que permitirá ampliar el número de turistas potenciales.

Una de las acciones de impulso al turismo del Ejecutivo autonómico prevé destinar 1,2 millones de euros a subvencionar a empresas que realicen mejoras en las infraestructuras turísticas y para la promoción de organizaciones y asociaciones vinculadas al sector.

La especialización es una de las apuestas del Gobierno aragonés para el turismo, por lo que este año se prevé trabajar en tres líneas "diferenciadas" como son el "slowdriving", la promoción de los espacios naturales y el fomento del turismo familiar.

TOMADO DE "EL PERIÓDICO DE ARAGÓN" del 27 de Agosto de 2017