FANTOVA

Santa Cecilia de Fantova

Al sudoeste del recinto del castillo, del cual era la capilla.

Iglesia de una nave cubierta con bóveda apuntada, reforzada por cuatro arcos fajones, también apuntados.

Tiene dos ábsides semicirculares cubiertos con bóveda de cuarto de esfera; uno, el normal, al este.

El otro ábside, integrado en la estructura defensiva, al oeste. Este último cuenta con una ventana aspillera de doble derrame. Encima de él se levantó más tarde una torre-campanario semicilíndrica, con dos ventanas en la parte superior, una de las cuales conserva la campana.

Este ábside y su torre superior son accesibles por una escalera exterior situada al sur.

El ábside este está separado de la nave por un tabique para poder usarse como sacristía. Actualmente hace de abandonado trastero. Tiene varios nichos cuadrados y un armario vaciados en el muro. Al sur tiene una ventana cuadrangular exteriormente y de medio punto, escalonada, por el interior. El ábside oeste también está separado de la nave por un muro levantado bajo el coro. En el interior hay cruces de consagración dentro de círculos de color rojo amoratado. Dentro del espacio cerrado hay un pozo y tres recipientes con tapas de piedra para albergar aceites.

A poniente de la nave se construyó un coro con barandilla de madera. Algunas de la vigas decoradas del coro original andan por el suelo.

La parte occidental del muro norte y el ábside occidental quedan directamente sobre el precipicio, teniendo una clara función defensiva. En este mismo muro, pero en la parte de levante, cercana a la cabecera, hay una puerta tapiada de medio punto, baja y estrecha, formada con dovelas muy largas, que debe corresponder a la parte más antigua de la iglesia, quizás del siglo X. Esta puerta debía dar acceso al cementerio, parte del cual debe haberse hundido hacia el precipicio porque a menudo aparecen huesos en esa zona, del que quedan varias tumbas antropomorfas entre la iglesia y la torre del castillo.

La puerta actual está en el muro sur y es dovelada, de época posterior al románico.

Sobre la puerta, formando parte de una hilada de sillares cuadrangulares, hay una piedra con un escudo en el que alternan barras inclinadas y soles.

En el mismo muro hay dos ventanas aspilleradas con derrame al interior, tapiadas, al este de la puerta, y otras dos al oeste de doble derrame, una encima de la otra, la superior cuadrangular.

La iglesia conserva, junto al muro norte, una pila bautismal semicircular con la tapa de madera de época más reciente.

El aparejo es muy distinto según las zonas. En el muro norte, el más antiguo, es de sillería. En el resto se ve sillarejo irregular y tramos de mampostería.

El muro sur y el ábside este parecen ser ya de bien entrado el siglo XII. La bóveda ya es del XIII. El campanario sobre el ábside oeste, el coro, el púlpito, el embaldosado, el enlucido y las pinturas deben ser de los siglos XVIII y XIX.

La iglesia ha sido restaurada al igual que el castillo, rehaciéndose por completo el tejado de losas.

Al exterior, entre la iglesia y el castillo, hay tumbas excavadas en la roca, correspondientes a una necrópolis medieval.