LAS INSCRIPCIONES MEDIEVALES

08.04.2022

LAS INSCRIPCIONES MEDIEVALES DEL CLAUSTRO DE LA CATEDRAL DE RODA DE ISÁBENA (HUESCA). APROXIMACIÓN A SU TALLER LAPIDARIO

THE MEDIEVAL INSCRIPTIONS OF THECLOISTER OF THE CATHEDRAL OF RODA DE ISÁBENA (HUESCA). AN INITIAL LOOK AT ITS LAPIDARY WORKSHOP

María Encarnación Martín López

Recepción: 2020/01/10 · Comunicación de observaciones de evaluadores: 2020/03/03 ·

Aceptación: 2020/03/06

DOI: https://dx.doi.org/10.5944/etfiii.33.2020.26349

Resumen

El conjunto de inscripciones funerarias de la catedral de Roda constituye con sus 225 letreros el obituario en piedra más importante conocido. El objeto de este artículo es presentar los inicios de una investigación monográfica del conjunto. El taller comienza su actividad entre 1200-1230 para finalizar en últimas décadas del XIV. Se determinan las distintas etapas del taller epigráfico, así como las principales manos que intervienen en cada etapa, con especial relieve sobre la grafía del maestro de Roda. Estudiar su génesis, la forma y evolución de sus grafías es la metodología a seguir en orden a poner de relieve su valor historiográfico.

Palabras clave

Obituario; Epigrafía; taller epigráfico; scriptorium; liturgia; escritura gótica.

Abstract

The epigraphic collection of the cathedral of Roda with its 225 signs makes up the most important stone obituary known. The purpose of this article is to present the initial results of a monographic research of the whole complex. The worksho

begins its activity between 1200-1230 to end in the last decades of the fourteenth century. The different stages of the epigraphic workshop will be established as well as the main cutters' hands involved in each stage, with special emphasis on the script of the Master of Roda. In order to highlight its historical importance, the methodology adopted will include the study of the genesis of the various scripts, as well as their form and evolution.

Keywords

Obituary; Epigraphy; Epigraphic Workshop; Scriptorium; Liturgy; Gothic Scripture.

La catedral de San Vicente de Roda de Isábena (Huesca) posee uno de los conjuntos epigráficos más importantes de la Península y de Europa. La particularidad y relevancia de este centro se debe al elevado número, unas 225 inscripciones (2), todas ellas epitafios necrológicos. Este artículo es introductorio a un estudio exhaustivo y completo del conjunto epigráfico que próximamente se publicará. Las primeras reflexiones sobre el taller epigráfico se pondrán de relieve en este artículo. Partimos del trabajo de Durán Gudiol (3), fundamental hasta el momento, pero que dados los avances sobre paleografía epigráfica de los últimos años precisa una revisión. Trataremos el porqué de dicho conjunto, así como las etapas de ejecución y las características gráficas de sus principales lapicidas.

I. INTRODUCCIÓN

Todas las inscripciones se localizan en el claustro, a lo largo de sus cuatro pandas, en los sillares en los muros, en los intradoses de los arcos, los cimacios y ábacos. La elección de este espacio no es casual. El claustro es el lugar propio de meditación para la comunidad, a la vez que espacio de liturgia y oración, que, según el simbolismo medieval, evoca el jardín del Edén. El epígrafe es por su naturaleza una manifestación pública de cualquier mensaje y un lugar físico del recuerdo, los trazos visibles y legibles son la conmemoración, la memoria de la memoria (4). Para este conjunto Durán Gudiol utilizó la expresión de Necrologium pétreo (5), pues, como en los libros, en ellos encontramos nombres de difuntos, con la correspondiente referencia a las fechas de fallecimiento, por los cuales la comunidad debe hacer una conmemoración en el día del aniversario de su muerte. Esta idea puede aplicarse a conjuntos epigráficos como los constatados en San Juan de la Peña o Santo Domingo de Silos. El conjunto epigráfico necrológico de Roda es el más importante de la Península, superando al magnífico conjunto funerario del monasterio cisterciense de Alcobaça (Portugal) (6). Estas inscripciones funerarias merecen una consideración especial, además, por las particularidades gráficas que hacen de ellas un conjunto original. No es posible realizar un estudio riguroso de este conjunto en un espacio tan pequeño como un artículo. Sirva éste como una aproximación de estudio al conocimiento del taller epigráfico, inicio, evolución y tiempos finales armonizados desde un eje que todo lo vertebra, como es la producción e intervención en el taller del, denominado por Duran Gudiol, maestro de Roda.

DESCARGAR EL TEXTO COMPLETO:   https://revistas.uned.es/index.php/ETFIII/article/view/26349