Otras pinturas

Las Sargas

Grandes sargas, a modo de puertas para velar el altar en Semana Santa, ostentan pinturas ejecutadas con mucho vigor. En el anverso y a todo color se representan, Getsemaní, Jesús curando a Malco herido por Pedro, el Ecce Homo y la escena de la Verónica. En el reverso en claroscuro, la resurrección de Lázaro y Cristo en Majestad y en el cuerpo inferior el Apostolado venteando filacterias con el símbolo de la Fé. Se pintaron en 1556.

Se han venid atribuyendo a Peliquet. Así lo sugiere PedroPAC que encontró en el archivo de Roda referencias de la venidade Tomás de Peliguet a Aragón, acompañando a los obispos Pedro y Antonio Agustín a su regreso de Trento. Era Peliguet, pintor italiano, discípulo de Baltasar de Siena y Poliodoro Caravagio, que dejó muchas obras por nuestras tierras. La insinuación de PAC no le atribuye las sargas: pero sí, Ricardo DEL ARCO que, al recoger la referencia de aquel, les encuentra parecido con las que Periguetpintó en Huesca. En R. DEL ARCO se documentan ANGULO-IÑIGUEZ y CAMON-AZNAR. Pero el primero ya observa que las escenas de la cara exterior en blanco y negro, el artista "se reduce fundamentalmente a fundirdos estampas de Durero. En l Prendimiento a todo color, se advierte... aunque remota y tal vez indirecta, la hella de interpretación de Schongauer. Tanto en unas como en otras pinturas Peliguet no pasa de ser un rafaelista tardío, amigo de figuras grandotas y sin gracia, más afortunado en la pintura monocroma que en la de a todo color". ACAMON-AZNAR por el contrario, le parece "un arte manierista muy estilizado y elegante a lo Schiavouse o a lo Pantormo. Las figuras son muy altas, musculadas y con posturas maiguelangelescas

De una afectada elegancia y de un rítmico desarrollo en altura. Su delgadez y aun desproporción dan a estas obras un hálito muy refinado". Los modernos críticos discrepan de R. DEL ARCO en la atribución de estas pinturas a Peliguet.

Según éstos, se trata, de un pintor anónimo inspirado en modelos pevios, que acusan influencias italoflamencas que pudieron llegar a Roda a través del sur de Francia.