Patrimonio desaparecido 

Busto de San Valero






 Se encuentra en el                                                    Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. 

Brazo relicario de San Valero







 Se encuentra en el                                                        Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. 

Sacramental, Ritual y Pontifical

Libro litúrgico, que contiene los textos para la celebración de la Eucaristía, para la administración de los sacramentos y ceremnias pontificales.


Se encuentra en el                                                     Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal.

Peine de San Ramón


Desaparecido de la Catedral. 

Asignado a San Ramón.

En la imagen un Obispo copto.


Foto gentileza de la Profesora Dra. Anabel Lapeña.


Silla de San Ramón



Restos de la silla de San Ramón,  robada  por el expoliador conocido como Erik el Belga y que fue troceada, para facilitar su venta. 

Esto fue lo que devolvió.

Fotos gentileza de la Profesora Dra. Anabel Lapeña. 

Escrito del 5 de Febrero de 1857

Los interesados en conocer mejor el tema, dirigirse al artículo de donde hemos tomado la información anterior:

CASTILLÓN CORTADA, Francisco. Inventario litúrgico de la Catedral de Roda de Isábena. 

Revista del Centro de Estudios de Sobrarbe, nº 8. 2002. https://plan.aragob.es/FBA.nsf 

Leccionario (Temporal)  siglo XII

Procedencia: Catedral de Roda de Isabena (Huesca). En el Archivo Capitular, Lérida.

Pergamino; presenta abundantes desperfectos, en ocasiones debidamente restaurados en siglos pasados; encuadernacion antigua en madera, aunque restaurada, y lomo de cuero; folios: 152; incompleto al principio; foliacion moderna a lapiz; dimensiones del folio: 375 × 250 mm; la caja de escritura mide 300 × 180 mm; dos columnas justificadas por doble vertical a ambos lados y una en el intercolumnio; perforacion imperceptible; 39 lineas; pautado a punta seca; escritura minuscula carolina; texto en tinta negra y rubricas en rojo con puntuales motivos decorativos en tinta azul; iniciales iluminadas con entrelazos y animales fantasticos, algunas de las cuales no llegaron a ser coloreadas; obra de diversas manos; notacion aquitana sin raya; uso regular de custos.

Tomado de HISPANIA VETUS

Susana Zapke

Collectaneum       siglo XII

Tomado de HISPANIA VETUS

Susana Zapke

Procedencia: Catedral de Roda de Isabena (Huesca). En el Archivo Capitular, Lérida

Pergamino en buen estado de conservacion; encuadernacion original en tapas de madera de roble recubiertas de piel de cabra; cosido sobre nervios; boton metalico en la tapa anterior como pieza de cierre; folios: 227; foliacion moderna a lapiz en numeros arabigos en el margen superior derecho; dimensiones del folio: 153 × 96 mm; una columna justificada por doble vertical; perforacion horizontal por el margen derecho, vertical en el margen superior; 22 lineas (f. 183r) que varian en numero segun las diferentes secciones del manuscrito (12 lineas en el f. 224r); pautado a punta seca; diferentes sistemas segun secciones; escritura minuscula carolina; rubricas en negro (ff. 181r-183v), rubricas en rojo con perfil amarillo y lineas de separacion de las silabas subrayadas en rojo y amarillo (f. 224r), y rubricas en rojo y linea sin subrayado (f. 224v); la factura de los cuadernos con piezas musicales es de una extremada sencillez; intervienen varias manos en las diferentes secciones que componen el manuscrito; notacion aquitana, sobre linea que corresponde al pautado de la caja de escritura y sin linea; uso regular de custos..

Piezas enajenadas o extraviadas 

El celo que Roda siempre puso en la conservación de su patrimonio, no pudo evitar importantes pérdidas de su colección. Entre las obras enajenadas figuran las siguientes:

Casulla de la Pasión: 

Pieza de calidad notable es otra que se decora con escenas de la Pasión. Sobre fondos de seda roja, su escapulario representa por delante a San Vicente, coronación de espinas y prendimiento. En el espaldar, Jesús con la cruz cuestas, Flagelación, Ecce Homo, Getsemaní y la Ultima Cena. Podría ser obra del siglo XV.

Capa y dalmáticas de San Valero: 

Hoy en el museo textil de Barcelona a donde fueron a parar desde Lérida a través de la colección Pandiura en 1922. Eran de la catedral de Rosa cuya adquisición cuenta P. PAC, tomada de un pergamino del archivo: "El año 1279 se celebró en Tarragona un concilio provincial al que se asistió Bernardo, prior de Roda, acompañando al obispo de Lérida, Guillermo de Moncada. Terminado el concilio subieron ambos a Roda trayendo para nuestra iglesia diferentes ornamentos, entre ellos el terno completo procedente de la industria musulmana, ornamento que dedicaron a San Valero". Puede haber mala lectura o del año o del nombre del prior. En 1279 lo era en en Roda Berenguer de Chiriveta.

Los vecinos de Roda conservaron por tradición, que la capa y dalmáticas de San Valero bajaron a Lérida para ser restauradas de unas cenefas que tenía deshilachadas. El P. Villanueva encontró en los archivos de Lérida nota de las reparaciones hechas a la capa de San Valero en 1499; y allí se quedaron. Han sido exhibidas en las exposiciones de Barcelona en 1888 y 1929, en la de Madrid de 1892 y en la de Zaragoza en 1908, donde según Emile Bertaux, "eran los más antiguos y los más preciosos los ornamentos de iglesia presentados, que llamaron la atención de los aficionados historiadores".

Son, desde luego, cuatro o cinco metros de verdadera filigrana, de los que los sabios en el arte del tejido y el bordado cuentan y no acababan. De tela hispano-árabe, tejida en sedas y oro en toda su dimensión, va repitiendo temas geométricos de rosetones polícromos dentro de marcos cuadrados. El dibujo, dentro de la misma fabricación, difieren en las dalmáticas. En una ancha banda a todo lo alto del espaldar de la capa, se bordan parejas de pájaros usando sobre ramas de un tallo estilizado y separados entre sí por un tema vegetal. En el ángulo inferior del frontal lleva cosidos, a un lado y otro, dos piezas rectangulares guarnecidas de arabescos en múltiples combinaciones, cenefas de entrelazos y follaje en vivos y variados colores, dentro de un marco que contiene una inscripción nesjí, cuya lectura público CONDE en este latín indescifrable: versicolor vestis et neto filo acupicta, non adfert felicitatem; sed striatus panus vesti fulcimentum et gratiam pluriman. Según VAN BERCHEM son expresiones de felicidad, fortuna, bendición y poder, duraderos y eternos. Análogas aplicaciones adornan los pectorales y espaldares de sendas dalmáticas.

El tejido es muy similar al de la túnica y manto del infante D. Felipe, hijo del rey San Fernando, muerto en 1274, hallados en el sepulcro de Villalcazar de Sirga (Palencia) y expuestas en el Museo Arqueológico Nacional. El parecido hace pensar en la identidad de origen de ambas telas. Consta la estancia del infante en Granada, donde pasó dos años en la corte del sultán Abu-Abdalá-Mohamed, en rebeldía con su hermano el rey Alfonso el Sabio. En las dalmáticas se encuentran semejanzas con la del Papa Benedicto XI (+ 1304) que se conserva en Santo Domingo de Perusa (Italia). Las mangas de estas dalmáticas fueron rehechas con tela china del XV en seda verde, tramada en oro, dibujando pájaros exhóticos. Se conserva un trozo de pieza suelto del que se cortaron aquellas.

Terno de San Vicente: 

Por el mismo camino que la capa, llegó desde Roda a Barcelona el terno de San Vicente. También tejido en oro y sedas, lleva en el escapulario representaciones de profetas y reyes bíblicos y, en el medallón superior, la Virgen con el Niño; es finísima obra inglesa en comienzos del XIV.

Completan la colección ornamental de Roda en Barcelona una estola bordada en sedas de colores, con representaciones del apostolado alternando con ángeles flanqueando el Agnus Dei en medallones lobulados; y dos manípulos de la misma tela mudéjar de rombos y esvásticas que la bolsa conservada en el museo de Roda. Su procedencia no pueden tener mejor identificación.

De la piezas extraviadas 

Faltan de la colección de ornamentos, "tres casullas coloradas: una de terciopelo rojo, con banda bordada en sedas, con efigies de profetas y patriarcas de Israel en forma de árbol genealógico de comienzos del XVIII y dos de damasco con escapulario. Una capa pluvial de raso blanco, con imágenes bordadas en sedas sobre raso rojo; en el capillo Santa Caltalina (XVII). Otra del mismo siglo, de seda blanca, con franja de seda roja y en ella bordado en Apostolado, en el capillo San Pedro.Tres de terciopelo con escapulario y frontal, una de ellas carmesí, con siete medallones de imaginería en la banda y San Miguel en el capillo".

Esculturas: 

El Cristo Románico o "crucifijo mayor de tamaño natural, al que los bárbaros repintes no han logrado borrar la nobleza y elegancia de su talla", es figura de bellas proporciones. A diferencia del Ars Hispaniae de donde recogemos la reseña, nosotros hemos de hablar de él en pretérito. Debía ser la figura central del Calvario del que sólo nos queda el San Juan ya descrito. Iría a parar a la hoguera en 1936..

Orfebrería: 

No conozco el paradero de dos bustos relicarios de plata con las efigies de San Ramón y San Vicente, sellados con el escudo de la familia Agustín. Otros dos en forma de artísticas ramas muy decoradas dedicados a San Ramón y San Valero. Varios muy dedicados a San Agustín, San Licerio, San Lorenzo, San Vicente y San Exuperio. Dos cruces procesionales, una de extraordinaria labor de orfebrería con el escudo de Roda. Todo estaba trabajado en plata. Fue llevado a fines del XIX a Lérida de donde desaparecería, acaso en 1936.

Textos de D. Manuel Iglesias Costa