Pintura
CRIPTA NORTE, CAPILLA DE SAN AGUSTÍN Y REFECTORIO.

Cripta norte


El espacio norte de la cripta ha sido modificado, pero conserva pinturas de finales del XIII, si bien las dataciones oscilan, según los diversos autores, desde inicios del XII a principios del XIV. 

 Este espacio durante muchos años guardó cerrado por un grueso muro y doble puerta de triple llave la llamada sala del tesoro,  

que contenía el archivo, depósitos para el aceite de las lámparas y arcones para las pertenencias de los miembros del cabildo.

También alberga la arqueta con esmaltes  que guarda los restos de San Valero 

Tres bandas en el cascarón absidal y los laterales del inicio de la bóveda de la nave, son los espacios decorados pictóricamente.

En el ábside tres bandas dividen la representación pictórica. En la parte superior de la bóveda absidal la figura de Cristo en Majestad, sin mandorla, y rodeado de los símbolos del tetramorfos. Nótese el gesto amable de la expresión facial de Cristo que junto a la ausencia de mandorla, permite datar las pinturas hacia finales del S. XII.

La segunda banda está constituída por un calendario o mensario, con doce personajes sin separación unos de otros, que ayudan a representar las labores propias de los doce meses del año y que a buen seguro serían las labores que la climatología decidía para Roda. Nótese que en los tres primeros meses, junto al personaje en cuestión figura un signo del zodiaco. Esta notación pictórica de personaje en labor y signo zodiacal es muy poco conocida en la pintura románica.

A la izquierda, los tres primeros meses aparecen más bien como signos zodiacales: Acuario, Piscis y Aries. La cuarta figura (abril) es una mujer con flores en las manos (la primavera). La quinta (mayo) está muy deteriorada.

Al otro lado de la ventana están los siete meses restantes  Primero, hay un campesino con la guadaña (junio). En la última escena (diciembre) dos personajes están ante una mesa dispuestos a comer, tal vez algún ágape navideño.

En el espacio preabsidal, el Bautismo de Cristo, a la izquierda, con Juan el Bautista y un ángel que ofrece una toalla. A la derecha, San Miguel en la escena del pesaje de las almas. Nótese la nula angulación de la balanza, pero cuya inclinación resuelve el artista con un fiel en posición nada ortodoxa.

En el intradós del arco presbiterial están pintados motivos vegetales

y en el extradós el bautismo de Jesús 

y San Miguel con el demonio pesando las almas.



Una tercera banda, la inferior, registra escenas de caza o lucha entre hombres y fieras, animales monstruosos, perros o leones incluso un monstruo alado.



La profesora Milagros Guardia, a petición nuestra, está desarrollando un estudio sobre la doble figura en las tres primeras escenas del mensario de la cripta norte. Estamos a la espera de resultado de excepcionalidad y origen.

Capilla de San Agustín


La capilla de San Agustín tiene bóveda de cañón, ábside semicircular y una ventana de doble derrame. El fondo del ábside de esta capilla está decorado con pinturas murales, muy mal conservadas.

Representan el Pantocrátor rodeado por el Tetramorfos, 

casi desaparecidos, situados encima de una serie 

de profetas, apóstoles y santos. .

Los especialistas consideraban estas pinturas emparentadas con las de San Clemente de Tahull y San Pedro de Burgal, actualmente se adjudican al Maestro de Pedret. 

Refectorio


Las dependencias del ala norte y de la oeste del claustro han sido modificadas para construir un restaurante y las cocinas.  

 Al norte del claustro está el antiguo refectorio transformado en restaurante. 

 Conserva en la cabecera, al este, pinturas góticas del siglo XIV inidentificables.

textos: Prof. D. Francisco Martí Fornés