Textiles



Un proyecto de investigación internacional está estudiando, y determinando como excepcional y único, el textil denominado capa pluvial de San Ramón. Se basa en los textos en árabe que orlan dicha vestimenta. Sigue no obstante en estudio y estamos a la espera de resultados más determinantes.  

Mitra de San Ramón

La mitra de San Ramón tiene más probabilidades de uso por el titular a quién se le atribuye: pues "hubo de haberse confeccionado en el siglo XII, utilizando una franja de bordado árabe coetánea, y complementandose la decoración con los círculos emblemáticos de ejecución cristiana"

Sobre fondo raso blanco, adornan el circulus y el títulus por ambas caras, dos franjas en forma de T invertida cortadas de la misma cinta bordada sobre un lienza blanco a base de oro superpuesto y sedas. Un ajedrezado, alternando cuadrículas de oro liso con otras de oro y sedas en pequeños rombos inscritos, dibujan el campo. Motivos geométricos de estrellas octogonales y rombos cubriendo circulitos de hojas y vegetación, constituyen los temas decorativos del listón bosdado. Seis fragmentos del mismo material adornan las ínfulas. Es evidente el recursoa los mercados árabes para comprar tales fantasias con que enriquecer los ornamentos del culto cristiano.

Pero en pleno período románico donde nos encontramos, no podían faltarlos signos de expresión cristiana propios del momento. Cuatro discos, iguales dos a dos, cubren los ángulos de ambas caras, con las manus Domini bendiciendo y el Agnus Dei. Ya se ve que tanto el material como el tejido, más pobre, pero no menos hábil, tiene otros telares de confecciónque la mitra de San Valero.

En esta mitra podemos apreciar, una vez más, el encuentro de dos civilizaciones y la síntesis de dos culturas, que si bien se hacían la guerra a veces, se complementaron otras muchas, incluso en el terreno del culto cristiano.

Sudario de San Ramón

Se conoce por tal una sábana de lino con una graca bordada en sedas de colores en sus extremos. La decoran unos medallones que inscriben un animal exótico cargando con sus crias. Orlan y entrelazan estos medallones, rombos, tallos vegetales y caracteres cúficos alternando sus colores. Aunque no hay estudio técnico sobre el mismo es de indudable confección árabe.

La denominación tradicional de Sudario de San Ramón, la identifica con la sábana que envolvería sus restos al morir en Huesca el 21 de Junio de 1126, a su regreso de una expedición por Andalucía. De ello cabe concluir que, o bien pudo ser adquirido en Huesca mismo, donde no faltarían mercaderes y géneros moriscos, o bien lo pudo traer el Santo de Andalucía, donde abundaban los telares que abastecían los reinos cristianos menos desarrollados en tales industrias.

Roda de Isábena, donde es presumible el deseo de responder a su dignidad catedralicia, enriquece su ajuar litúrgico con los únicos materiales que puede comprar cerca. Y cuando se mueve la gran marcha militar hacia el sur, quizás pudo favorecerse del botín de aquellas campañas. No faltarían magnates y negociantes ricos que abandonaran mansiones bien nutridas y acicaladas. He aquí pues, porque caminos pudo llegar a Roda cualquier exótico capricho de que puede ser capaz bien la imaginación oriental, bien el trasiego comercial desde la más remotas culturas.

Detalle del sudario de San Ramón.








Tapiz de seda que se colocaba en la parte posterior de la Custodia para la adoración del Santísimo Sacramento.

siglo XVI.

Calzado y guante de San Ramón.