Catedral de San Vicente 

en Roda de Isábena 

Es hora de encontrarnos

Tras varias semanas de incertidumbre sanitaria en cuanto a la celebración de las primeras jornadas internacionales de epigrafía medieval, se ha tomado la decisión: nos encontraremos en Roda de Isábena del 15 al 19 de septiembre en carne y hueso. Para preparar este encuentro, los quince participantes se tomaron el tiempo de preparar videos cortos en los que presentan su tema de investigación y su próxima comunicación a Roda. La oportunidad de descubrir su tema y su rostro.

Última recta en los preparativos de las jornadas internacionales de la epigrafía medieval que tendrán lugar en la pequeña localidad aragonesa de Roda de Isábena el próximo mes de septiembre. La organización de los viajes de los participantes desde Alemania, Croacia, Gran Bretaña, Noruega, Italia, Francia y España, la preparación de las actividades para el público en general a lo largo de la semana y la logística en el lugar en el lugar están funcionando de la mejor manera gracias a la inversión de muchos socios locales y los servicios del Centro de Investigaciones Históricas de la EHESS. Todo está listo, o casi, para acoger en el corazón de la sierra aragonesa a los quince jóvenes investigadores - estudiantes de doctorado y posdoctorado - que trabajan en las inscripciones de la Edad Media, para este tiempo de presentación e intercambio.

Para descubrir la riqueza de sus temas y la diversidad de los materiales estudiados, y dar un anticipo de cómo serán los encuentros de Roda, los quince participantes fueron lo suficientemente generosos como para preparar pequeños clips muy sencillos, con los medios a mano. Y un mucho entusiasmo. Sin instrucción previa, los estudiantes brindaron una visión general de su investigación actual y compartieron lo que esperaban de este seminario internacional colocado bajo el signo de compartir benevolente e intercambio intelectual. Los últimos dieciocho meses pasados ​​en casa, encadenados como estábamos a una pantalla que de repente se convirtió en nuestro único interlocutor, Sin duda han hecho posible domesticar la webcam y mostrar soltura y naturalidad a la hora de realizar este particular ejercicio que consiste en "hablar al vacío". Sin duda, esto se puede sentir en los videos transmitidos por los participantes, archivos en anticipación a los días de Roda. Como las propuestas de comunicación enviadas con las candidaturas, muestran la vitalidad de los estudios en epigrafía medieval, la amplitud de las preguntas planteadas para la historia de la cultura escrita en la Edad Media y todas las implicaciones antropológicas de la escritura exhibida en las sociedades. tipográfico.

Cortados, reensamblados y ensamblados en la secuencia de vídeo única Es hora de reunirse , estos testimonios sirven aquí de tráiler del seminario internacional de Roda de Isábena. Los participantes están trabajando actualmente en la redacción de un resumen desarrollado de sus intervenciones que se distribuirá dentro del grupo para permitir discusiones más ricas una vez más en el sitio; Un resumen de las comunicaciones se publicará aquí en unos días.

Los vídeos de los Encuentros Internacionales de Epigrafía Medieval se encuentran alojados en la plataforma Canal-U del proyecto "Programas epigráficos y redes de registro"

Textos y fotos tomados de: https://epimed.hypotheses.org/483

Traducción del francés automática Google.

El otro tesoro que Lérida guarda en una caja fuerte

La reclamación de 44 códices medievales y cientos de documentos del archivo de Roda de Isábena es una de las asignaturas pendientes del patrimonio emigrado.

PUBLICADO EN HERALDO DE ARAGÓN EL 15 DE MARZO DE 2021

  • MARÍA JOSÉ VILLANUEVA

El párroco de Roda, Aurelio Ricou, con un cantoral que se conserva en la antigua catedral.Rafael Gobantes

Los 111 bienes de las parroquias, cuyo regreso culminó el pasado miércoles, no cierran la lista del patrimonio aragonés emigrado. En el Museo de Lérida queda, por ejemplo, el valioso frontal de Berbegal, y el Museo Nacional de Arte de Cataluña sigue exhibiendo las pinturas murales de Sijena, a la espera de la sentencia definitiva del Tribunal Supremo. Otras obras artísticas están en paradero desconocido o almacenadas en las salas de reserva.

Pero si hay un tesoro por reclamar que ha permanecido en un segundo plano en el conflicto es el fondo documental de la excatedral de Roda de Isábena guardado en el archivo de la seo de Lérida: 44 códices medievales, algunos del siglo X, más de 1.200 pergaminos y 180 protocolos notariales que en 1864 se llevaron dos enviados del obispo.

La Diócesis de Barbastro-Monzón acaba de cerrar el capítulo de los 111 bienes y no se plantea abrir uno nuevo, pero fuentes de la misma reconocen que Lérida tiene pendiente la devolución de algunos archivos. El decreto vaticano que ordenó en 1995 disgregar de Lérida un centenar de parroquias y adscribirlas a Barbastro especificó también la transferencia de documentos. Han vuelto libros de bautismo, matrimonio y defunciones, pero allí sigue el valioso fondo de Roda.

Según el historiador Juan José Nieto, que lo ha investigado por encargo del Gobierno de Aragón, los códices son piezas de un valor incalculable. En su opinión, se trata de "una asignatura pendiente". Ya los reivindicaron en su día los responsables de Patrimonio de la diócesis, Enrique Calvera y Manuel Iglesias, ya fallecidos. E incluso la Asociación de Bibliotecarios, Archiveros, Documentalistas y Museólogos de Aragón se sumó a la petición de devolución inmediata.

No hay acuerdo sobre el volumen exacto de los fondos. El antiguo archivero de la seo ilerdense, el sacerdote montisonense Francisco Castillón, aseguró que la colección se componía de 12 códices, "que se hallan en una caja fuerte", y 26 carpetas con pergaminos y manuscritos. Según él, eran propiedad del Cabildo de Lérida por Decreto Real, "quedando fuera de cualquier intento reivindicativo". El inventario actual de ese archivo relaciona 38 códices, mientras historiadores aragoneses hablan de 44.

"Las alhajas de Roda"

Los estudios realizados por Castillón mencionaron también el traslado "de las alhajas" de Roda a la catedral de Lérida "en calidad de depósito" ordenada en 1857, "ante los robos y saqueos que padecían las iglesias". Duró 11 días, del 22 de enero al 1 de febrero, y estuvo "rodeado de enfrentamientos con los vecinos de Roda y pueblos cercanos que se resistían a perder las milenarias joyas de su catedral".

Apenas unos años después siguió el mismo camino el fondo documental, dejando esquilmado el archivo de la excatedral. La localidad fue centro de producción literaria entre finales del siglo X y los siglos XI y XII.

El historiador del arte Manuel Iglesias discrepó en su día sobre el valor de las órdenes reales citadas por Castillón, y un ejemplo son los documentos guardados en el Archivo Histórico Nacional, que por mediación de la Generalitat regresaron al monasterio de Poblet (Tarragona), un caso que sentó jurisprudencia.

"Solo dejaron cuatro legajos"

"Es increíble todo lo que salió de Roda, que ha sufrido un expolio total", lamenta el concejal de Cultura, Vicente Ballarín. La llegada de la valiosa colección textil el pasado 5 de marzo al Museo de Barbastro no hace olvidar el patrimonio que todavía queda en Cataluña, cuyo principal exponente son los códices. "Habría que reclamarlos", señala el edil, que fue monaguillo y todavía recuerda las fotocopias recopiladas por el párroco José María Lemiñana, guardadas en la biblioteca situada sobre el pórtico. "Él decía que solo quedan aquí cuatro legajos, una parte ínfima de lo que hubo, porque casi todo se lo llevaron a Lérida", explica, con el deseo de que vuelva "para dar vida a Roda, como los tejidos que han llegado a Barbastro, que también deberían estar aquí".

La conversión de la Iglesia de Roda en una simple parroquial por el concordato de 1851 dejó indefenso todo su patrimonio, aclara Juan José Nieto. "El Cabildo de Lérida realizó un inventario y seleccionó un gran número de piezas para llevarse, de alto valor material, artístico y devocional".

Este historiador, que también ha rastreado los bienes aragoneses en el Museo de Lérida, recuerda que los 111 que han vuelto no son los únicos. "Cuando se revisó lo que tenían de Aragón hubo 12 piezas que se consideraban como de procedencia aragonesa pero que al final se desestimaron y se dejaron en el tintero porque no se podía acreditar la propiedad". Otras, asegura, "han desaparecido y dicen que no saben dónde están".

"La mejor colección de códices de la Alta Edad Média de Aragón"

El doctor en Historia Medieval y archivero del Estado Guillermo Tomás pasó semanas sumergido en el archivo de la catedral de Lérida estudiando el fondo de Roda de Isábena, "la mejor colección de códices" de Aragón de la Alta Edad Media, afirma.

Los códices rotenses ocupan un lugar destacado de ese archivo, actualmente digitalizado. En el inventario oficial de 38 libros del fondo, accesible en su web, destacan un tratado de gramática del siglo XI; o el Cartulario de Roda, del siglo XII, una compilación de los privilegios y donaciones recibidos por la catedral. Guillermo Tomás menciona también el Ceremonial del Obispo, del siglo XI, "un libro único" en la Península Ibérica, muy singular, que recoge un tipo de liturgia.

La lista incluye códices literarios, es decir, copias manuscritas de obras clásicas de Horacio, San Agustín o San Isidoro de Sevilla. También inventarios ceremoniales, libros de cartas y decretos, lecciones del antiguo testamento, epistolarios, misales, resoluciones capitulares, tratados de sacramentos y artículos de fe, fechados entre el siglo X y el XVIII.

El Cartulario de Roda está "destrozadísimo, con graves problemas". "Te dejan la reproducción porque el original se desharía en las manos", dice Tomás, uno de los aragoneses que mejor conoce esos fondos, la principal fuente de información de su tesis doctoral sobre la Ribagorza medieval. Consultó copias digitalizadas y en algún caso pudo ver originales.

Él desconoce cuál es la situación jurídica del fondo en cuanto a la propiedad. "No sé si hay que reclamarlos o no, pero es un archivo modélico y los fondos aragoneses han sido tratados correctamente", asegura. Habla de la dispersión de otras colecciones documentales. "La de San Juan de la Peña acabó en Madrid y la de Roda, en la catedral de Lérida", algo que explica en este caso por la extinción del cabildo catedralicio en el siglo XIX. En el traslado a Lérida se llevaron lo más valioso, dejando solo una pequeñísima parte del archivo.

Como investigador, considera que lo importante es "que esté accesible". "No son fondos vistosos como las piezas artísticas que han traído, tienen interés sobre todo para los especialistas", como fuente historiográfica. Atribuye la confusión respecto al número de códices al desorden que había en muchos archivos diocesanos hace unas décadas y también afirma que en el contexto de la Guerra Civil algunos códices de Roda se clasificaron como de Lérida. La misma causa que provocó la marcha de otros pergaminos rotenses a la Biblioteca de Cataluña y a otras fuera del país.





Un proyecto de 

encuentro internacional 

en Roda 

ENCUENTRO INTERNACIONAL DE EPIGRAFÍA MEDIEVAL 

Roda de Isábena (Aragón) 

Del 15 al 19 de septiembre de 2021 

231 inscripciones escritas a lo largo de 300 años. 

La mayor colección epigráfica de Europa. 

Una ventana abierta sobre la vida de la catedral en la Edad Media. 

Una prueba del dinamismo cultural de Ribagorza. 

Un laboratorio único para el estudio de las inscripciones. 


La idea, organizar un seminario de tres días dedicado a los jóvenes investigadores europeos que trabajan en el campo de la epigrafía medieval. 

Invitar a estos jóvenes seleccionados a presentar sus investigaciones en un formato largo y seguro. 

Invitar a dos especialistas internacionales a comentar y discutir con los jóvenes investigadores, sin juicio, con confianza. 

Crear una comunidad de reflexión e intercambio en un entorno de convivencia. 


Dar a conocer la colección de Roda. 

Las presentaciones de los jóvenes investigadores estarán grabadas en video y difundido en Internet a través de varias instituciones. 

Organización de varios actos públicos en el marco de este encuentro: visita comentada del claustro, conferencias publicas por parte de los expertos. 

Realización de un documental sobre la experiencia de los jóvenes investigadores y sus estudios. Vivir el pueblo y su gente a lo largo de la estancia.  


QUIENES SOMOS

Desde hace algún tiempo, un grupo de personas hemos venido entendiendo la importancia histórica, artística y cultural de la actual iglesia de San Vicente de Roda de Isábena, en su momento "Catedral" de la sede episcopal de Roda, desde mediado el siglo X hasta mitad del siglo XII.

Este grupo de amigos de la Catedral de Roda estamos trabajando desde nuestras humildes posibilidades para aunar voluntades y empujar para que desde los ámbitos académico, social, político y religioso, se investigue y difunda esta joya en arquitectura, en escultura y pinturas románicas, en epigrafía funeraria, en tejidos litúrgicos, en mobiliario románico; y no nos olvidamos de la importancia que en su momento tuvo el "Scriptorium" rotense.

Por ello una de las primeras necesidades que nos planteamos fue la de crear una asociación dedicada en exclusividad a promover la investigación sobre la historia y el arte y en su difusión. Para ello nos gustaría contar con todas aquellas personas que valoren que el fin de la asociación les es cercano y digno de esfuerzo y organización.

Y por supuesto que si alguno se siente con ánimos y ganas de participar activamente en el desarrollo de éstas u otras ideas relacionadas, nos lo haga saber.

Confiamos que este planteamiento merezca vuestra atención. Desde luego que la "Catedral" de Roda, lo merece. Y para cualquier sugerencia o pregunta, os dejamos nuestros email:

amigoscatedral@rodamedieval.es

Y si crees que este proyecto te interesa y estás dispuesto a colaborar, déjanos tus datos esenciales, y nos mantendremos en contacto.

NOMBRE, DIRECCIÓN DE EMAIL, TELÉFONO Y DISPONIBILIDAD PARA COLABORAR Y EN QUÉ ASPECTO. 



A MODO DE PRÓLOGO

En lo que va de siglo el acervo cultural rotense va suscitando interés creciente. No creo exagerado afirmar que en su conjunto, ha adquirido por méritos propios, puesto de honor en el contexto del patrimonio universal.

D. Manuel Iglesias

La cultura medieval del Alto Aragón y Pirineo Central tiene en Roda de Isábena uno de sus máximos exponentes y es punto de referencia ineludible para un conocimiento adecuado de aquella en momentos de sumo interés y gran oscuridad.

Si permanece entre tinieblas sin disipar todavía el cometido de Roda antes de su erección como sede episcopal ribagorzana en 957, está fuera de discusión la eficacia de su protagonismo en la promoción socio cultural dentro de su área de influencia a partir de aquella fecha y por un periodo que abarca unos tres siglos más o menos.

Juntamente con Jaca, cuyo despertar como centro de iniciativas en manos de la dinastía aragonesa, es algo posterior, representan los dos únicos núcleos de irradiación religiosa al más alto nivel con que cuenta el Reino de Aragón en sus tentativas de hacer frente al expansionismo musulmán por estas tierras.

Es por ello que, si siempre será útil cualquier esfuerzo de divulgación que contribuya al conocimiento del tema, el recurso a su historia y documentación se hace indispensable a la hora de querer dilucidar determinadas cuestiones de índole socio religiosa en el país durante aquel periodo.

Tomado de "Roda de Isábena" de Don Manuel Iglesias Costa

Listado de Obispos de la sede de Roda, y Roda-Barbastro.